Los posts del blog

Los posts del blog

4 de junio de 2009

Reflexiones de un perro en un día de calor


Ya han llegado los días sofocantes y de mucho calor. Lo llevo fatal. Esta mañana salí a pasear y hacía tal bochorno que no me daban ganas de ná, ni de olisquear, ni de jugar, ni de levantar la pata, cualquier pequeño esfuerzo me parecía agotador bajo el sol, así que opté por buscar la sombra que daba un letrero y echarme un ratito para desesperación de Alicia, porque esta mujer siempre que me saca de paseo y no cago se desespera, a mí no me parece normal. De hecho, me llama mucho la atención la tremenda obsesión que tienen los humanos por nuestras deposiciones, una obsesión enfermiza, nos hacen fiestas cuando cagamos y luego nos recogen las cacas meticulosamente y las guardan en bolsas, en ocasiones incluso los he visto observarlas de forma minuciosa antes de recogerlas, además se pueden pasar horas hablando con los dueños de otros perros sobre este mismo tema, sobre la consistencia, el color y el olor de nuestras cacas. Increible. Increible y vergonzoso, porque anda que no da corte estar metido en faena y tener a tus dueños con el ojo clavado y eso si no está todo el grupo de dueños reunidos y comentando la jugada: “Mira, ya va a cagar el Lennon” “Qué suerte porque el mío no ha cagado aún” “¿Y por qué tiene ese color tan rojo? ¿Qué le das de comer?” “Está malito porque las veo un poco blandas”, ... pero coño, un poco de empatía, señores, pónganse en mi lugar, uno hace lo que puede. Mis dueños siempre dicen que se me pone cara de tonto cuando cago, hombre, como para no poner cara de tonto con ese panorama alrededor.
Bueno, el caso es que esta mañana hacía tanto calor que no cagué y ahora estoy aquí en casa, tumbado en la cama, pensando en estas tonterías y me están dando ganas, pero me voy a aguantar porque no me apetece volver a salir a la calle hasta que no refresque.

4 comentarios:

Neco y Over dijo...

Oye Lennon, tienes toda la razón... tienes tanto que enseñarnos a los Cockers adolescentes.

Mi Ma también se desespera cuando no hago caca y se enfada... cuando vamos a casa me dice: "Neco tú sabrás pero como te hagas caca en casa te la comes".

Lo peor es cuando estoy en la postura soltando el huevo y me dice muy bien y me da la galletita... comer y hacer caca a la vez no me parece normal, pero no se la voy a rechazar a ver si luego no me la da.

Que duro es ser perro... me voy a echar un sueñecito.

Dina y Jenni dijo...

Me veo tan reflejada en tus palabras Lennon, porque se preocupan tanto por las caquitas!!! Jamás lo entenderé nos preocupamos nosotros por las suyas??? Jenni además está obsesionada por cuantas veces hago mis cositas, si ella no me ha sacado en algún momento del día, pregunta al que me saco: "Ha hecho caquita??" Me parece vergonzoso y una falta de privacidad tremenda!!!

Tuski dijo...

Bueno chicos no es para tanto, lo hacen por nuestro bien, y demás acostumbraros porque es para toda nuestra vida, os lo digo yo que ya estoy muy mayorcito, por la caca ven muchas cosas que le da pistas para comprobar que estamos bien de salud y que funcionamos correctamente.

Ellos también tienen que aguantar, sobre todos con los cocker que olemos todas las cacas que encontramos, por no hablar de pises etc.,etc., y lugo nos suben a casa después de haber metido la lengua en todo lo que pillamos, digo yo que eso también debe ser un poco asquerosillo y luego ¡hala! a darles besitos con la lengua y encima les gusta, y les hace mucha gracia y nos dicen mira como me quiere!, asique hala paciencia, mucha paciencia

Lennon dijo...

Jo, Tuski, insinúas que nuestros dueños son una especie de curanderos o chamanes de la caca? ... me he quedao flipao, pero sí es así, no me lo tomaré mal, intentaré estar más natural y relajado cuando cague ;-)

El chat del blog

El chat del blog
Deja tu comentario, tu opinión, tu frase, tu grito o tu ladrido, será un placer leerlo

ShoutMix chat widget

Los vídeos del blog